“CARMENÈRE AL MUNDO 2018” DA EL VAMOS OFICIAL EN EL VALLE DE COLCHAGUA

“CARMENÈRE AL MUNDO 2018” DA EL VAMOS OFICIAL EN EL VALLE DE COLCHAGUA

  • Con los viñedos de Viña Siegel, nueva apelación Los Lingues, como telón de fondo, el Concurso Internacional de Vinos “Carmenère al Mundo” 2018, único en el mundo dedicado exclusivamente a esta cepa, hizo la presentación de su sexta versión que se realizará entre los días 16 y 19 de octubre en elValle de Colchagua.
  • Luego de un recorrido por las nuevas plantaciones de la Viña, en las alturas del cerro La Copa, donde han hecho un gran trabajo de micronivificación, los asistentes disfrutaron de una sesión de cata con los vinos ganadores de la versión anterior del concurso, a cargo de destacados enólogos de la zona.

Previo a realizarse el CAM 2018, la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos Enólogos de Chile, ANIAE, y la Asociación de Viñas de Colchagua preparan el ambiente para este importante hito de la vitivinicultura nacional y dieron a conocer los detalles de este certamen que ya cumple 12 años.

Los encargados de oficiar esta actividad fueron Felipe de Solminihac y Maite Rodríguez, presidente del CAM 2018 y gerenta general de Viñas de Colchagua, además miembros de la organización y del jurado, quienes explicaron los alcances de esta instancia técnica y las novedades que hay para esta sexta versión.

El objetivo de este lanzamiento fue dar relevancia a la cepa Carmenère como puerta de entrada a la diversidad y versatilidad de la vitivinicultura nacional, pero también a este Valle de la Zona Central que ha tenido un tremendo y sostenido desarrollo en las últimas décadas, tanto desde el punto de vista turístico con la Ruta del Vino, como de la producción de vinos.

En esta sexta versión, las presidencias de las comisiones están a cargo de tres destacadas enólogas nacionales, con vasta experiencia de trabajo en bodegas, investigación y en la academia. Ellas son Eugenia Díaz, Carolina Arnello y Vesna Rojic, quienes fueron parte también de este lanzamiento, donde conversaron con los medios sobre el concurso y participaron además de la presentación de los vinos ganadores del concurso anterior.

Esta es la segunda vez que Colchagua es elegido como sede para desarrollar el Carmenère al Mundo, luego de 12 años, cuando fueron los anfitriones de la primera versión delcertamen.  Maite Rodríguez, gerenta general de Viñas de Colchagua, dio la bienvenida al evento afirmando la importancia que tiene para este Valle recibir al CAM 2018. “Ver lo que ha logrado este concurso y la ANIAE, y la importancia que tiene para nosotros esta cepa, donde hemos logrado vinos emblemáticos, donde nos destacamos y donde hemos ido aprendiendo a trabajarlo y sacar lo mejor de él. Esperamos que a esta versión del concurso sea un gran concurso, donde podamos tener muchos vinos, y para la ANIAE como para la Asociación de Viñas de Colchagua sea un hito dentro del año, y seguir durante el año dándole más difusión”.

Claudio Naranjo, presidente de Viñas de Colchagua, quien no pudo estar presente en el lanzamiento, quiso estar presente a través de su visión sobre el Valle dde Colchagua como anfitrión del evento. “Estamos felices de ser parte de la historia de este concurso, ya que somos un valle diverso, donde esta cepa tiene una relevancia en nuestras viñas. En Chile nos gusta el vino, nos encanta. Desde Colchagua proviene el 50 por ciento de la producción nacional de Carmenère, y el 40 por ciento del total a nivel mundial. A lo largo y ancho de nuestro Valle se producen algunos de los Carmenère más premiados y reconocidos del mundo; desde la Cordillera en Los Lingues, pasando por Apalta, hasta Marchigüe, distante a 40 kilómetros del mar. En Colchagua, gracias a factores como la orientación, poca humedad, sus suelos y las estaciones claramente marcadas, tenemos la posibilidad de un crecimiento y maduración tranquila”.

Para el presidente de CAM 2018, Felipe de Solminihac, este certamen, además de su aspecto más técnico, también es un hito para la vitivinicultura nacional, donde se celebra y realza una cepa que se ha convertido en un vino típico de Chile. “Venimos saliendo del mes de la patria, donde el colorido y la fiesta son los protagonistas, y este concurso continúa la fiesta, porque para nosotros el Carmenère es especial, es único, que no se da en el resto de los países. Y celebrarlo aquí, con un campo que tiene muchas hectáreas de Carmenère, en distintas formas, y el entorno en el que están, es como un abanico de colores, es una muestra de la diversidad de esta cepa.

En este sentido, de Solminihac señaló que “de este escenario, vamos a pasar a octubre, donde en los días de concurso seguirá esta fiesta del vino chileno, y donde ese abanico de colores, estará presente en los exponentes del Carmenère que participen del concurso. El Carmenère tiene, por si solo, un abanico de colores, sabores, gustos, especias, de flores, que representan a la vitivinicultura nacional, y nuestro desafio como CAM 2018 es ir encontrando esos lugares , vinos, enólogos que han dado con la tecla justa para dar el tono y tener un vino de gran calidad”.

El presidente de la Asociación Nacional de Ingenieros Agrónomos Enólogos de Chile, ANIAE, Eugenio Lira, explicó cuál es el objetivo que tiene la asociación al organizar un concurso de esta índole. “A mi me gusta dar la respuesta quizás políticamente incorrecta, que es ‘por qué no’. El fin de nuestro concurso es hacer una evaluación técnica, muy seria, entre profesionales, pero también aprovechar el Carmenère como puerta de entrada para nuestra vitivinicultura. La idea es que a través de esta cepa aprovechen de  ver el resto del país. Loa jurados internacionales que vienen en esos días van a recorrer Colchagua y van a ver que es muchas cosas, y que desde el 2006 al 2018 este Valle ha evolucionado, se ha diversificado y es mucho más versátil.

              Lira afirmó que “el Carmenère es nuestra bandera, pero no queremos decir que Chile es solo Carmenère, pero sí queremos que vengan y que a través de él puedan probar todo esto de las variedades, hablando siempre en positivo”. Además, destacó que esta cepa permite también mostrar el desarrollo técnico en la vitivinicultura nacional. “Hoy escuchamos al equipo técnico de Viña Siegel sobre el trabajo que han hecho en sus viñedos, y el Carmenère se redescubrió hace poco más de 20 años, en la historia del vino eso no es nada, y a pesar de eso hemos aprendido a hacer grandes Carmenère, y eso es gracias a grandes profesionales que han sabido cultivar las viñas y comerciales que han sabido entenderlo”.

            El CAM 2018 se desarrollará entre el 16 y el 19 de octubre, con dos jornadas de catas a ciegas los días 17 y 18, para terminar el 19 con una ceremonia de premiación en el parque Peralillo a las 11 de la mañana, y con la casona Echeñique recientemente restaurada como telón de fondo.

 

Autor entrada: Liuba

Deja un comentario